SALIDAS HORARIO DE OTOÑO :Sábados a las 9 ó 17:00, Domingos y festivos a las 9 desde la Plaza de "El Rollo" (para quedar con la gente confirmad siempre en el Chat)

domingo, 16 de enero de 2011

Alcalá del Júcar, una ruta cojonuda… para los que la terminaron.

Alcalá del Júcar, es un sitio de ensueño para los bikers que amen la naturaleza y las rutas divertidas.

Hoy ha sido un día, de esos raros, en los que uno no sabe como empezar a contar lo que le ha pasado. Hoy quedamos tempranito, a eso de las 7:30, nos hemos juntado un montón de gente : los dos pacos Camacho (padre e hijo), Ángel, Pedro, Fran, Repu, Balbino, Miki, Mundo, Rubén (el del Cañas) y algunos más del Club Roble Bike que no recuerdo los nombres (perdonad chicos), por nuestra peña, Pedro Nueda, Paco, Alberto, Emilio y el menda. Ya en Alcalá se ha incorporado más gente de Albacete: Javi, Joserra, (y alguno más que me dejo en el tintero por mi mala cabeza para los nombres) y de las Pedroñeras del Club Ajo y Agua.

Después de un cafetico, nos hemos puesto en ruta, la descripción de la misma la dejo para mis compis, a parte de porque lo hacen mejor que yo, es porque el que les escribe, en el kilómetro 20 cuando bajaba una senda ha volado literalmente por encima de la bici, mientras oía una voz que le decía, “aquí hay que bajarse de la bici porque es peligroso”, fueron las últimas palabras que resonaban en mis oídos decimas de segundo antes de dar con mis huesos literalmente en la tierra. Tras mi susto y el de Alberto, que es quien ha visto mi aterrizaje en directo, y mis palabras “estoy bien, estoy bien”. Al final, solo ha sido mi dedo meñique que parecía un trozo de sarmiento retorcido. Les he fastidiado el día a mis compis de las Dos Ruedas, quienes me han traído al hospital de Villarrobledo. Gracias muchachos.

Por suerte al final eran un par de falanges que se habían salido del sitio, un buen tirón, unos días inmovilizado el dedo y si Dios quiere, pronto estaré otra vez en ruta.

GRACIAS A TODOS POR LLAMARME E INTERESARSE POR MI, ES UN LUJO TENER AMIGOS COMO VOSOTROS. ¡Ah! Y, mandadme la crónica buena que la ponga en el blog junto con las fotos.

Aquí os dejo la crónica de mi compañero Alberto:

¡¡¡Muy bien máquina, muy bien!!! Hoy no tenía ganas de escribir nada como en otras ocasiones pero, viendo que estás bien, vamos allá. ¡¡¡Vaya susto me has dado, jodido!!! pensé que … yo qué sé tío, te he visto volar literalmente y me he asustado un huevazo. Pero antes de todo esto, ilusionados con este pedazo ruta por los márgenes del Júcar, en Alcalá, paisaje de encanto. Quedamos como dices a las 7:30 de la mañana y nos vamos para Las Eras. Fotos y más fotos como las tías y… nada más empezar, en frío, un pedazo de senda PRECIOOOOOOSA, para bajar hasta Alcalá. Esta te pilla en frío y da un poco de yuyu pero, disfrutas de las vistas inmejorables. Una vez en el pueblo, calleja abajo, una curva, otra, Las Cuevas del Diablo, las de Massagó, nos perdemos por callejuelas y aparecemos en un pasillo estrecho que recorre un canal que nos lleva hasta el puente donde estaban los demás. Allí nos reagrupamos y emprendemos la subida a Casas del Cerro. ¡¡¡Qué vistas, Dios!!! La subida también es peligrosa porque las piedras con la helada de la mañana resbalan de la leche. Yo estoy a punto de pegar con los riñones en el suelo dos veces en un par de curvas. Una vez arriba, nos encaminamos hacia La Gila. Después de un tramo cómodo, rodando deprisa, llega la trialera dichosa en el km 15 más o menos. Yo ya iba al loro porque Javi de Roble Bike me lo iba anunciando. ¡OJO con la trialera que es muy jodida! Se para a grabarla y yo emprendo la bajada, Si es peligrosa si. Al lado derecho una pared y al izquierdo… no quiero ni mirar. A todo esto, unas piedras del copón por las que hay que pasar encima de la bici, me resbalo, patino, ¡ay va el tío! pie al suelo y salvado por la campana. Paco Camacho, que sabe mucho de estos artes, nos avisa y todos al suelo. Me quedo el último para avisar a los demás y…ahí llegas tu, máquina, Manolo “chiquitín”, ¡joder tío! me pongo a hacer una foto y pasas como una bala. Yo grito, ¡¡¡bájate, bájate, ba…!!! Joooooooder que ostión!!!!!! Salgo corriendo, pensando en lo peor porque…. ha sido un ostión de campeonato. La cabeza delante y los pies detrás. ¡¡¡¡SUPERMAN!!!! Menos mal que te has ido para la derecha contra el peñasco, si te vas para la izquierda… A partir de aquí, el sufrimiento. El dedo como un gancho, todo magullado y un poco mareado, nos ponemos a bajar andando. Tardamos un buen rato en salir de la dichosa trialera. Conseguimos llegar a Tolosa donde nos esperarán hasta que vengamos con el coche. Nueda y yo, a toda ostia a por el coche. 8 km de los cuales 3 de subidón hasta Las Eras. Resumiendo, hasta las 11 una ruta de puta madre y preciosa. De las 11 y poco a las 14 que entrabamos en el hospital una mierda. A partir de las 16, una vez fuera del hospital, unas cervezas, un bocata y unas risas al ver al MÁKINA entre nosotros y sin rotura. Casi me da algo del hambre que he pasado. Desde las 6:30 de la mañana, con dos cafes y dos barritas, Nueda y yo, con 25 km en las piernas y hasta las 4 sin comer. Méjorate pronto máquina que dentro de 15 días nos espera Casas de Haro. Un abrazo.

3 comentarios:

  1. ¡¡¡Muy bien máquina, muy bien!!! Hoy no tenía ganas de escribir nada como en otras ocasiones pero, viendo que estás bien, vamos allá. ¡¡¡Vaya susto me has dado, jodido!!! pensé que … yo qué sé tío, te he visto volar literalmente y me he asustado un huevazo. Pero antes de todo esto, ilusionados con este pedazo ruta por los márgenes del Júcar, en Alcalá, paisaje de encanto. Quedamos como dices a las 7:30 de la mañana y nos vamos para Las Eras. Fotos y más fotos como las tías y… nada más empezar, en frío, un pedazo de senda PRECIOOOOOOSA, para bajar hasta Alcalá. Esta te pilla en frío y da un poco de yuyu pero, disfrutas de las vistas inmejorables. Una vez en el pueblo, calleja abajo, una curva, otra, Las Cuevas del Diablo, las de Massagó, nos perdemos por callejuelas y aparecemos en un pasillo estrecho que recorre un canal que nos lleva hasta el puente donde estaban los demás. Allí nos reagrupamos y emprendemos la subida a Casas del Cerro. ¡¡¡Qué vistas, Dios!!! La subida también es peligrosa porque las piedras con la helada de la mañana resbalan de la leche. Yo estoy a punto de pegar con los riñones en el suelo dos veces en un par de curvas. Una vez arriba, nos encaminamos hacia La Gila. Después de un tramo cómodo, rodando deprisa, llega la trialera dichosa en el km 15 más o menos. Yo ya iba al loro porque Javi de Roble Bike me lo iba anunciando. ¡OJO con la trialera que es muy jodida! Se para a grabarla y yo emprendo la bajada, Si es peligrosa si. Al lado derecho una pared y al izquierdo… no quiero ni mirar. A todo esto, unas piedras del copón por las que hay que pasar encima de la bici, me resbalo, patino, ¡ay va el tío! pie al suelo y salvado por la campana. Paco Camacho, que sabe mucho de estos artes, nos avisa y todos al suelo. Me quedo el último para avisar a los demás y…ahí llegas tu, máquina, Manolo “chiquitín”, ¡joder tío! me pongo a hacer una foto y pasas como una bala. Yo grito, ¡¡¡bájate, bájate, ba…!!! Joooooooder que ostión!!!!!! Salgo corriendo, pensando en lo peor porque…. ha sido un ostión de campeonato. La cabeza delante y los pies detrás. ¡¡¡¡SUPERMAN!!!! Menos mal que te has ido para la derecha contra el peñasco, si te vas para la izquierda… A partir de aquí, el sufrimiento. El dedo como un gancho, todo magullado y un poco mareado, nos ponemos a bajar andando. Tardamos un buen rato en salir de la dichosa trialera. Conseguimos llegar a Tolosa donde nos esperarán hasta que vengamos con el coche. Nueda y yo, a toda ostia a por el coche. 8 km de los cuales 3 de subidón hasta Las Eras. Resumiendo, hasta las 11 una ruta de puta madre y preciosa. De las 11 y poco a las 14 que entrabamos en el hospital una mierda. A partir de las 16, una vez fuera del hospital, unas cervezas, un bocata y unas risas al ver al MÁKINA entre nosotros y sin rotura. Casi me da algo del hambre que he pasado. Desde las 6:30 de la mañana, con dos cafes y dos barritas, Nueda y yo, con 25 km en las piernas y hasta las 4 sin comer. Méjorate pronto máquina que dentro de 15 días nos espera Casas de Haro. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. El año que viene otra vez, que está cojonuda
    hemos salido todos contentisimos del día que hemos pasado.

    ResponderEliminar
  3. Chicos esto hay que repetirlo, yo creo qué es la ruta más bonita desde que llevoi montando en bici. Eso sí sin hacernos el superman, que nosotros la capa la dejamos en casa.
    Manolo, ya he preguntado y he leido la cronica, son gajes del oficio, menos mal que se quedo en un susto con "giro". Animo y espero verte pronto dando caña otra vez.

    ResponderEliminar

PRÓXIMAS PRUEBAS

Seguidores