SALIDAS HORARIO DE OTOÑO :Sábados a las 9 ó 17:00, Domingos y festivos a las 9 desde la Plaza de "El Rollo" (para quedar con la gente confirmad siempre en el Chat)

lunes, 2 de mayo de 2011

VILLAESCUSA DE HARO

Seis makinas de las Dos Ruedas estuvieron allí, junto con nuestros compañeros Marc y Josep de “Mollá Calero”, que por cierto,  ambos quedaron cuartos en sus categorías, nosotros como siempre en nuestra línea, “del cien pa bajo”, pero nos reímos y disfrutamos de una mañana de bici con los amigos que es lo que nos gusta.

POS DORSAL                                           POSIC. CATEG TIEM MEDIA

150 715 CASAS RODRIGO, ANTONIO               M40 27 1:53:18 20,653

151 760 MARTÍNEZ MARTÍNEZ, FCO ANDRÉS    M40 28 1:53:26 20,629

170 588 GONZÁLEZ GARCÍA, ALBERTO            M35 28 1:56:42 20,052

186 708 CABAÑERO HERGUETA, MANOLO         M40 38 2:00:00 19,499

199 651 NUEDA HERNAN, PEDRO BERNARDO    M35 38 2:04:02 18,866

261 815 ANDRÉS RIGLA, JOSÉ JAVIER              M35 50 2:21:58 16,483

CRÓNICA DE ALBERTO:

Cómo ya sabéis, el domingo día 1, día de la madre (felicidades a todas las madres), nos fuimos a Villaescusa de Haro a disfrutar de la carrera que organizaba el Club Ciclista Cerro La Horca. Después de estar por allí el viernes Paco, Jota y yo, junto a tres contravientos amigos de La Alberca y habernos caído el diluvio universal, preveíamos agua y barro, mucho barro para la mañana del domingo pero no, recorrido en buen estado y una temperatura especial, incluso un poco calor al final de la prueba.

Después de tomar café en Villa, mientras unos disfrutaban del Viña, otros nos encaminábamos a Villaescusa. Bolsa de regalo un poco escasa y, como siempre, entre pitos y flautas, ruedas frenadas y necesidades varias, vamos a colocarnos en línea de salida. Nueda, como un niño con zapatos nuevos, estrena máquina. ¡Esa pedazo CUBE con doble suspensión!, ¨¡lo absorbe todo!”, el día que lo succione todo, me la compro, jajajajaja. Enhorabuena por la adquisición, máquina.

Pistoletazo de salida y, como siempre, a buen ritmo nos encaminamos hacia las primeras cuestas. Nada más empezar, por una pista en buen estado, primera cuesta y primera rotura del pelotón. Hasta el km 5, pequeño descanso y otra cuesta en la que el pelotón se rompe por completo para tirar hacia la derecha y adentrarnos en las sendas. Antes de llegar a este punto, los máquinas Paco, Casas y Manolo ya se habían pirado en las cuestas anteriores y tengo a Nueda, con su nueva máquina a rueda. En las salidas me es imposible seguir el ritmo. Bajamos por la senda hacía la zona embarrada del viernes pero que este domingo no estaba mal. Durante esta senda, consigo adelantar a “algo” que es muy poco probable encontrarse en el monte. Una imagen maravillosa para la retina. Adelanto aunque mi cabeza me dice que detrás iría mucho mejor pero corro el riesgo de estamparme, así que tiro “palante”. Si no sabéis lo que es, me lo preguntáis, jiji. Primer tapón y bici al hombro para pasar los pedriscales imposibles. Giro a la izquierda y empezamos a subir durante dos kilómetros por una estrecha senda en la que me pongo a rueda de Ana Ferrer, de Bicinatura Cuenca (ya coincidí con ella en el paso estrecho del pino en Pedroñeras a la que gustosamente cedí el paso porque se jugaba el segundo de la general). Consigo adelantar a Ana al final de la senda, en el kilómetro 11. Volvemos a bajar, por un camino cómodo pero con piedras sueltas, pasamos un pequeño arroyo, rodamos campo a través por hierba fresca y, tengo a Manolo a tiro. Llega la cuesta más picada de la ruta en forma de tres escalones. Uno, adelanto al máquina, dooooossss, el máquina me adelanta y, tres. Seguimos Manolo y yo, me invita a seguir su rueda pero no puedo. Se escapa y se va bajando como un tiro por camino en buen estado hasta coger la senda picada hacia arriba que nos llevará, tras una bajada campo a través en la que el máquina salta entre piedras, a Rada de Haro. Animo a la gente a aplaudir y tras pasar el pueblo, empezamos a subir de nuevo y aquí es ya donde empiezo a irme hacia la conquista del Castillo. La verdad que la vista del castillo de Belmonte merece mucho la pena. Ya lo conocía antes y me gustó bastante; el domingo me volvió a cautivar pero es que el viernes, el viernes, si no es por el castillo que pudimos divisar a lo lejos, aún estamos dando vueltas por medio del monte. Bueno, sigo que me voy. La bajada del castillo por la senda, divertida pero peligrosa. La máquina me bota un par de veces pero controlo. Entre el 32 y el 35, volvemos a subir y ahí me encuentro cómodo en un pequeño grupo de cuatro bikers del club de Motilla y Casasimarro. En la última senda de bajada, entro cruzado y a punto de estamparme, consigo controlar y enchufar los últimos dos kilómetros.

Una ruta divertida de 39 kilómetros por las pistas, caminos y senderos de Villaescusa, Rada de Haro y Belmonte en una mañana buena para la mountain bike y con una compañía inigualable, la compañía de los mákinas de Las Dos Ruedas, los hombres que rompen los TAG HEUER. Casas y Paco intratables; Manolo en su línea y en forma; Nueda mejora bastante con la succionadora y el Sr. Jota se va picando con la movida. Yo, pues eso, hacemos lo que podemos. Por cierto, el final con bocadillo, saladitos, fruta, refrescos y cerveza casi lo mejor, me tuve que tomar un aquarius porque la cerveza estaba caliente. Me falto ese traguito fresquito que mata los males del esfuerzo en los pedales. Sin ese traguito…no es lo mismo. Si faltan kms, sendas o trialeras es igual pero, por favor, ¡QUE NO FALTE CERVEZA FRESCA! Nos vemos el próximo domingo en Santa María de los Llanos.

FOTOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario

PRÓXIMAS PRUEBAS

Seguidores